octubre 25, 2014 Miguel A. Glez.

El futuro disruptivo del cine

Dicen que los hackers son en ocaciones fuente de innovación y de alguna forma el preámbulo de nuevos modelos de consumo. Todos recordamos a Napster, aquel servicio del Maligno que nos permitía descargar música de forma sencilla y escucharla. Hoy, éste y otros sistemas que nacieron después han sido el germen de los servicios de música online que hoy conocemos, como son Spotify, Deezer, Beats Music, iTunes Match,… A esto le llamas modelo disruptivo, pues rompe totalmente con el modelo anterior.

newsweek-final-print-edition-625x1000Otro cuyo negocio se transforma a pasos agigantados es el de la prensa. Blogs, webs de periódicos, redes sociales, lectores de rss,… están haciendo que el lugar donde la gente quiere informarse está dejando de estar construido por una pasta de celulosa. Todos recordamos la magnífica y trágica portada de la revista newsweek que cerró su versión escrita y que más tarde volvería a abrir.

Pero no sólo la prensa se ha visto afectada por esta situación, la revolución que ha sufrido el libro es digna de estudio. Sin tener un modelo claro y definitivo no están campeando mal el temporal. El libro de papel sigue siendo atractivo para los consumidores, nadie regala un libro electrónico por un cumpleaños. Además, se beneficia de que los libros electrónicos no son muy baratos, y no soluciona situaciones como el préstamo de libros. Pero tiene un gran problema, ya que descargar de forma pirata libros cada día es más fácil, ésto les empuja a tener que repensarse su modelo. Amazon hace poco ha sacado al mercado el servicio de tarifa plana de libros. ¿Es ésto una solución? ¿Puede estar la solución en poner un precio justo al libro digital? ¿Qué hacemos con la industria de la imprenta?

Otros que se convulsionan y de los que ya he hablado anteriormente es el mundo del taxi y transporte. ¿Sabíais que Uber ya ofrece servicios de logística en California? ¿Qué diferencia hay entre transportar a una persona o a un paquete entre dos puntos? Soluciones como mytaxi, que es la app amiga para el gremio, han revolucionado la forma de cómo se llama y se paga un taxi. Y otras como Uber, Cabify, Lyft, están drásticamente cambiándolo. Otra, que no me voy a extender porque se merece un artículo entero para ella es Blablacar, que está cambiando la forma en cómo nos movemos en las largas distancias, ofreciendo a las personas servicios que nunca le podrá ofrecer una empresa tradicional de transporte y a un precio mucho menos.

Seguro que todos tenéis en la cabeza otros muchos modelos de consumo y de negocio en la cabeza, y no me equivoco si pienso martyfeldmanque todos tenéis el del cine entre estos. Este mundo es digno de analizar al detalle, y si lo haces, te darás cuenta que están todos a por uvas. Los mandos de poder se siguen aferrando a modelos antiguos que tiene un futuro fatal. En un país como España, donde el 82% del contenido que se descarga es pirata, es urgente buscar una solución válida para frenar la voracidad de los consumidores. El problema es que los que tienen que resolver estos asuntos están peor que el fantástico personaje que interpreta Marty Feldan. De hecho deberían recordar un momento fantástico de la película, el siguiente…

Me los estoy imaginando, no ven lo que les viene encima, o lo que es peor, lo ven y se dan la vuelta. El cine online ha cambiado para poder adaptarse al nuevo mundo, ofrecen contenido a un precio fantástico, pero tienen aún problemas por resolver:

  • Disponibilidad. ¿Por qué tenemos que esperar meses o incluso años desde que se estrena en los cines americanos para poder disfrutar de una película? ¿Por qué no se pueden estrenar las series a la vez en todo el mundo? Internet lo permite, abre puertas, no las cierra.
  • Idioma. Si quiero ver la película o la serie en inglés, ¿por qué tengo que esperar a que esté traducida al español para tenerla disponible?
  • Precio. Las tarifas planas son baratas, pero el contenido es antiguo. Hay películas que tardan 2 años en llegar a estos servicios. Y las películas de estreno pueden llegar a 5€. ¿Por qué tengo que pagar 0.90€ por comprar la entrada online?
  • Conveniencia. ¿Por qué tengo que imprimir la entrada ya sea en casa o una máquina para entrar? ¿Saben qué es Mobile First?

Y las salas de cine cada vez más vacías, podemos achacar el tema a la crisis, a la subida del IVA,… pero ¿cómo pretenden que paguemos 11€ por cabeza? ¿Cuánto le cuesta a una familia con 2 hijos ir al cine? Pueden pensar, bueno, quien quiera ver una película recién estrenada tiene que ir al cine o verla pirata con una calidad muy mala… ¿No han oído que Netflix, el gigante americano del cine online, va a producir películas para estrenarlas directamente en online? ¿Conocéis House of Cards? ¿Os suena Orange is the new black? Son series que ha producido y estrenado Netflix directamente en su plataforma.

En definitiva, veo un futuro del cine en que podré elegir en qué idioma, cuándo y por qué medio podré ver el estreno de turno. Veo un futuro en que iré a los cines con la misma pasión que hoy pero sin ninguna obligación impuesta por las fuerzas imperiales del cine. Veo el futuro cine donde pensarán en el usuario y en cómo dándole lo que necesita, al precio que puede pagar, volverá a llenar las salas para soñar con la magia que nos envuelve .

Muchos deberían mirar hacia el mundo de la radio. Desde sus orígenes buscó valor en el contenido y no en el medio por el cual se consumía. Es cierto, al principio no se podía elegir, sólo había uno, pero hoy en día se puede consumir por muchos medios, y está más fuerte que nunca.

¿Cómo sería vuestro modelo perfecto para disfrutar del cine?

Tagged: , , , ,

About the Author

Miguel A. Glez. Ingeniero de telecomunicaciones, experto en procesos, tecnología y marketing. También hago croquetas.
  • Gon

    Buen artículo.

    De verdad crees que las el mundo de las editoriales esta capeando el temporal bien? Yo creo que están poniendo unos parches para llegar lo más lejos posible, pero que el lujo se les va a acabar, y es una pena porque con ellos caerán muchos escritores independientes, otros se sabrán adaptar al nuevo modelo de negocio, pero alguno se quedara por el camino.

    Respecto al cine, estoy de acuerdo contigo y creo que el mayor problema es el precio del cine, a quien no le gusta ver una película como La Guerra de las Galaxias en cine, cambia totalmente respecto a verla en casa, lo que pasa es que no compensa pagar el dineral que piden.

    Yo creo que llegaremos al punto donde habrá una especie de alquiler de salas de cine, donde puedas ver series, películas, etc… juntan dote con otras personas que coincidan en el horario y el contenido. ¿Acaso una serie como Juego de Tronos no merece la pena verse en cine?

  • maglezdoval

    Hola Gon! Gracias por comentar! Sobre las editoriales lo que pienso es que aún tienen algo que no creo que pierdan a corto plazo, que es el libro como elemento de regalo. Esto mueve, seguro.Y sigue habiendo mucho gente que prefiere palpar el papel. Pero como bien dices esto resuelve el corto pero no el medio ni mucho menos el largo. Tienen que adaptarse a los nuevos tiempos, y lo tienen que hacer ya. Sobre los autores independientes no estoy de acuerdo, ahora tienen la opción de publicar los libros más fácilmente. Tengo una amigo que ha publicado directamente en Amazon y le está yendo muy bien.
    Me gusta idea del “alquiler” de salas! De hecho ya hay cines que echan partidos de fútbol!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies