mayo 28, 2010 Miguel A. Glez.

¿Cautivo de un proveedor?

¿Eres cautivo de un proveedor?

Seguro que muchos de vosotros en alguna ocasión habéis apostado por cierto sistema puntero, que os llenaba de gozo y satisfacción, que cubría vuestras necesidades y que estaba soportada por un proveedor que te ofrecía un servicio algo caro, pero que era necesario. El tiempo pasas y ese sistema empieza a no ser tan apropiada, le encontramos limitaciones, y empezamos a desarrollar sobre él. El proveedor que nos presta el servicio nos ayuda en la evolución del sistema para que se acerque a nuestras necesidades cambiantes.

Cuando te das cuenta han pasado 10 años desde que instalaste aquel sistema puntero, y lo has evolucionado de tal forma que se parece a aquel en el nombre. Y claro, lo tienes en una versión de hace 5 años pues como está tan “customizado” cualquier migración a una versión superior es muy difícil de justificar económicamente… ¿el sistema funciona?… si pero es que esta fuera de soporte… ¿pero si se estropea te lo arreglan no?… si pero… no migramos…
Al final te encuentras con un sistema que cumple con su fin, en una versión obsoleta que múltiples riesgos que te quita el sueño, y que el día menos esperado te va a dar una patada en el culo. Y esto no es lo peor, ese proveedor majete, que ha estado contigo en todo este camino, es el único que conoce con profundidad el sistema… y ahora es cuando te das cuenta de que estás jodido… sobre todo cuando toca renovar el contrato con el proveedor y se sube a la parra, o cuando te das cuenta, que por reducir costes haces encajes de bolillo y acabas reduciendo el peso de tu empresa en los resultados de la empresa que te provee el servicio…

Marco metodológico
Se que es fácil decirlo, pero cuando apostemos por un proveedor siempre tenemos que “tontear” con otros. Tenemos que asegurarnos de alguna forma que podemos cambiar de uno a otro con cierta facilidad y que no vamos a estar cautivos de ninguno de ellos. ¿Cómo lo conseguimos?

1. Lo principal es asegurar el conocimiento. Para ello tendremos que sacrificar parte del coste del servicio en pro de recibir por parte del proveedor documentación precisa de lo desarrollos que se hacen del sistema. Si preguntas todo el mundo hace esto, pero si auditas…
2. Apoyarte en un buen Sistema de Gestión. Desarrolla tu marco metodológico en torno a la gestión de servicios. Asegura que tienes bien conectados el “delivery” del servicio con el “support” del mismo. De hecho, si te es posible, asegúrate que la empresa que te va hacer la provisión del servicio no es la misma que te lo va a soportar. Gestiona los cambios y registra correctamente tus incidencias. Para todo podéis encontrar una buena ayuda en ITIL v2, os aconsejo que no empecéis por V3 directamente ya que V2 tiene la ventaja que está alineado con la norma ISO20000.
3. Se innovador e investiga sistemas alternativos. No juegues a cambiar constantemente, pero investiga, conoce el mercado.
4. Adopta el sistema no lo adaptes. Claro está, siempre dentro de tus posibilidades. Cuanto menos desarrolles tu sistema, más barato será mantenerlo y mas proveedores estarán en disposición de poder suplir a ese proveedor que hoy te tiene cautivo.
Tagged: , , , ,

About the Author

Miguel A. Glez. Ingeniero de telecomunicaciones, experto en procesos, tecnología y marketing. También hago croquetas.
  • No se por qué, pero creo que se de que sistema estás hablando XDDDDDDDD!!!!!!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies