Adpocalypse!

ad·poc·a·lypse [ad-pok-uh-lips] (noun.)  

1.) The end of all Internet advertising due to the penetration of ad blocking software.

Ayer comentábamos cómo ciertos comportamientos de los los anunciantes y los soportes publicitarios han llevado a los usuarios a revelarse. Los usuarios sienten que su privacidad está en juego y cómo la experiencia de usuario al navegar empeora día tras día. Están hartos y han pasado a la acción instalando ad-blockers que evitan que la publicidad se muestre al visitar una web. Si a ésto añadimos que Apple se lo va a poner muy fácil a todos aquellos que quieran eliminar la publicidad, ya todos empiezan a hablar del fin de la publicidad digital como hoy la entendemos. Y le llaman el Adpocalypse de la publicidad online.

Son muchos los medios que ya hablan sobre este asunto, ayer lo hicimos desde itilital, hoy es Enrique Dans quien nos da su visión en un gran artículo, y otros medios internacionales también se hacen eco de este asunto que puede cambiar definitivamente nuestra experiencia en internet.

¿Qué puede ocurrir?

La verdad es que para poder responder a esta pregunta tenemos que conocer qué ha ocurrido para que estemos en esta situación. No existe una sola razón por la cual estamos ahora así, sino varias:

  • Todos tenemos culpa : los usuarios, por no dar el valor que tiene al contenido que consume y no estar dispuesto a pagar por él. Los anunciantes, por ser ambiciosos y creer que todo vale cuando hablamos sobre privacidad. Los soportes, por no saber adaptarse al mundo digital y llevar a este lo mismo que hacía en el mundo física, creando experiencia de usuario nefastas y molestando a los usuarios que lo único que quieren es ver el contenido. Y por último los dueños de las webs, que ceden ante la fuerza del dinero y ponen por delante los intereses de los soportes antes que la experiencia de usuario.
  • El modelo . El modelo que ha funcionado de forma correcta hasta nuestros días fue creado por Google hace ya más de 10 años. No ha cambiado desde entonces, pero sí ha perfeccionado la forma en la que nos “espían” para tener la mayor información posible de nosotros y hacer negocio con ella. Su único fin es aumentar la conversión, y parece que todo vale, hasta ahora.
  • Falta de innovación . La innovación en este campo brilla por su ausencia. No han innovado en nada en cómo mostrar la publicidad sin molestar a los clientes que son los usuarios. Pero sí, en cambio, han gastado ingentes cantidades de dinero en crear modelos programáticos para subastarlos ante los anunciantes.

No señores, no todo vale, y esto que está ocurriendo es culpa de todos, de unos más que de otros, no porque algunos sean unos malvados sino, simplemente, porque tenían la capacidad de hacer que las cosas fueran diferentes y no lo han hecho.

Por tanto, el problema creado nos lleva a una situación en la cual los anunciantes empezarán a perder interés por los medios digitales. Lo paradójico es que los medios de comunicación se han visto obligados a llevar su modelo al mundo online porque la gente dejaba de comprar sus revistas o dejaba de ver sus canales de televisión. Y ahora que están ahí, ven cómo la “teta” que les da de comer puede desaparecer por el mal hacer de unos cuantos.

¿Y la solución?

Los medios ven con miedo esto y ya son muchos los que reaccionan de diferentes formas. Unos obligan a los usuarios a desactivar el Adblock para poder ver su contenido, cosa que parece poco recomendable porque es un invitación directa a no volver a visitar esa página. Y otros, directamente te piden amablemente que les incluyas en las listas blancas. ¿Y Google? Pues Google ya tiene en su página de ayuda a desarrolladores trucos para saltarse estos sistemas de bloqueo.

Pero esto no es una solución, porque no todos los usuarios son capaces de gestionar listas blancas. Tendrán activado o no el adblocker. Blanco o negro. La única solución es devolver a los usuarios los que se les ha robado: sus megas de datos, su tiempo de carga, su experiencia de usuario y su privacidad . Y una vez hecho ésto empezar por crear publicidad no intrusiva que invite pero no obligue, que aconseje sobre la temática de su web, que sirva de prescriptor. Ésta podría ser incluso parte del contenido de la web. Volver  a modelos de soporte publicitarios fijos sin molestar al contenido sino que convivan con él.

Un famoso columnista de tecnología, Farhad Manjoo, del New York Times apunta con gran acierto:

“In the long run, there could be a hidden benefit to blocking ads for advertisers and publishers: Ad blockers could end up saving the ad industry from its worst excesses. If blocking becomes widespread, the ad industry will be pushed to produce ads that are simpler, less invasive and far more transparent about the way they’re handling our data — or risk getting blocked forever if they fail.”

La publicidad es necesaria para que el mundo tal y como lo conocemos continue igual, pero no a cualquier precio. Creo que sobrevivirá a ésto y saldrá muy fortalecida.

¿Vosotros qué opináis?

La privacidad es un derecho que vendemos barato, y cómo esto provocará una guerra entre Apple y Google.

¿Cómo reaccionarías si una persona se os acerca y os propone lo siguiente?  “Hola amigo, ¿tienes un minuto? Me gustaría regalarle estas gafas de sol. Sólo le pido que me de su nombre, la dirección de su casa, su número de teléfono y, sólo una tontería más, permítame, que mi amigo Paco, le vigile todo el día para ver que es lo que hace.”

Quizás os pueda parecer exagerado, pero os aseguro que no lo es. Pasa constantemente.

Pasa cuando nos piden registrarnos en una app y nos piden que lo hagamos con Facebook, o con Google. Pasa cuando nos damos de alta en los servicios de Google y no desactivamos las cheks adecuados en la configuración de privacidad. Pasa cuando autorizamos que las cookies de las páginas webs que visitamos se almacenen para su uso posterior. Pasa constantemente en internet y fuera.

La privacidad es lo que nos queda para defendernos del mundo feroz de la publicidad y el marketing mal entendido.

Read more

Creative design from the South

Get in touch with us!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies