Enero 23, 2016 Miguel A. Glez.

La máquina perfecta y la obsolescencia programada. Tesla da ejemplo.

El 7 de Enero de 2016 nació Guillermo. Mi hijo. Primogénito. Con una estatura de 50 cm y en peso de 3 kg y 410 gramos es una criatura adorable que te obliga a estar mirándole y mimándole todo el tiempo.

Ayer, mientras me abandonaba a la contemplación de Guille se me venían a la cabeza imágenes sobre el futuro. Le imaginaba estudiando en el colegio, jugando al basket, corriendo, conduciendo,… y a la vez, intentaba comparar su evolución con la evolución de todas las máquinas que nos rodean. Mientras los seres humanos evolucionan sin requerir añadirle nuevos partes para hacer operaciones y mecánicas más complejas, las máquinas no sólo requieren de actualizaciones de partes o incluso reemplazo de las mismas o de la máquina completa, sino que en poco tiempo sufren una obsolescencia que no le permite seguir funcionando en las condiciones que deseamos . Es cierto que los humanos también nos hacemos viejos y acabamos dejando de funcionar, pero la escala de tiempo y la evolución de los mismo no es comparable.

El 7 de Enero de 1943 muere Nicola Tesla, 73 años antes del nacimiento de mi hijo. Inventor. El rey de electromagnetismo aplicado. Tesla muere pobre rodeado de sus inventos. Su nombre se hace aún más famoso gracias a la empresa Tesla Motors, propiedad de Elon Musk. Cuyo nombre se debe a sus creadores, no fue Elon, que tenían dudas entre elegir Faraday o Tesla. Finalmente se decidieron por este último. Elon Musk, no obstante, tiene un admiración notable por Nicola Tesla, hasta el punto de donar 1 millón de dólares al museo del inventor. Podéis ver por mis artículos que personalmente tengo mucha admiración por Tesla y la coincidencia del 7 de enero me hace gracia.

El cuerpo humano Vs máquinas

Entrando en materia, si nos fijamos en el ser humano y lo comparamos con una máquina, podríamos decir que está compuesto de un hardware (el cuerpo), con su centro de computación (el cerebro) y de un software (el conocimiento) . De esta forma, el hombre, a través de actualizaciones de software puede ir haciendo cosas cada vez más compleja y sofisticadas. Estas actualizaciones son de dos tipos: por auto-aprendizaje y por estudio de materias. Pero básicamente no requiere de añadir hardware por adición o sustitución para conseguir hacer cosas cada vez más complejas.

Si es capaz de usar otros utensilios para realizar trabajos, pero para el uso de los mismo se requerirá sólo de una actualización de software para el aprendizaje del uso de los mismos.

Sin embargo, cuando pensamos en las máquinas, todos somos sufridores de la obsolescencia de las mismas. En algunas categorías se hace más evidente que en otras. Por ejemplo en la electrónica de consumo, estamos obligados constantemente a actualizarnos nuestros teléfonos o pc porque empiezan a funcionar cada vez peor.

Pero no sólo ocurre la obsolescencia por funcionamiento sino también por funcionalidad. Tenemos que actualizar nuestro hardware para poder disfrutar de nuevas funcionalidades. Esto ocurre en la electrónica de consumo pero también en otras categorías como automóviles, por lo menos hasta hace poco…

pablo-6

La obsolescencia programada

Este es el caso más radical de obsolescencia , el cual, no se produce por el desarrollo de nuevos aplicaciones que requieren de nuevo hardware o por un funcionamiento cada vez peor de éste. Ocurre porque los fabricantes lo programan para que tenga un tiempo de vida determinado. Pasado este tiempo el aparato dejará de funcionar obligándote a comprar uno nuevo. Aquí tenéis una artículo con los 7 productos que más sufren esto.

A mí, como a todos, me fastidia que esto ocurra, pero de alguna forma nuestro propio forma de vida consumista obliga a que esto suceda. Si los aparatos se construyesen para durar mucho años, como antes, habría dos cosas en peligro:

  1. Puestos de trabajo. Es obvio que a menor producción menor mano de obra.
  2. La innovación. Tener un modelo productivo basado en una sociedad consumista posibilita que las innovaciones se lleven al mercado con mayor frecuencia. Un aparato pensado para durar muchos años es más caro, y por tanto, te será más difícil tomar la decisión de reemplazarlo aunque a cambio tenga uno más innovador.

Pero además existen sectores donde las obsolescencia es parte inherente a la seguridad. En el sector de la aviación las piezas de un avión tienen un tiempo de vida determinado y pasado ese tiempo, dichas piezas, aunque estén en perfecto estado, deberán ser sustituidas. No es realmente una obsolescencia programada, es más bien una obsolescencia calculada que lleva al reemplazo de la pieza pasado un plazo de tiempo.

El caso Tesla

Antes introducía este artículo hablando de Tesla y de Elon Musk. Más adelante comentábamos cómo en el mundo del automóvil para tener nuevas funcionalidades nos obliga casi siempre a cambiar de coche, por lo menos hasta hace poco… porque desde hace más o menos un año Tesla nos está demostrando que esto no es así.

Recientemente hemos leído varias noticias. Tesla nos sorprendía publicando que tras una actualización de software del coche, todos los modelos pasarían a tener conducción autónoma. Es decir, un día te acuestas con un coche que tienes que conducir y a la mañana siguiente te levantas con un coche que conduce sólo. Más adelante y tras una actualización de software se añadió la funcionalidad de aparcamiento automático y una gracias a la cual será más rápido. Y la última noticia que se publica es que podremos llamar a nuestro coche para que nos venga a recoger. Increíble. Todo con el mismo coche que te compraste en su momento sin gasta adicional alguno.

Es por eso que, salvando las distancias, el coche de Tesla se asemeja a lo que entiendo como una máquina perfecta , y creo que es un ejemplo claro para el resto de fabricantes del sector del automóvil. Ojalá cunda el ejemplo.

Para mí, por tanto, la máquina perfecta es aquella que es capaz de aprender y desarrollar nuevas funcionalidades sin que tengan que añadirle nuevo hardware a su estructura o cuerpo. Sólo basta la actualización de software para que esta pueda ejecutar nuevas habilidades directamente o mediante el uso de instrumentos y/u otras máquinas.

¿Creéis que es posible diseñar todos los productos de esta forma?¿Cuál es vuestra definición de máquina perfecta?

Tagged: , , , ,

About the Author

Miguel A. Glez. Ingeniero de telecomunicaciones, experto en procesos, tecnología y marketing. También hago croquetas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies